900 83 49 68 info@topozono.com
Seleccionar página

La calidad del aire que respiramos resulta una preocupación latente entre la sociedad, ya no solo de los países orientales, sino que ahora también de los países occidentales. La contaminación y la propagación de virus y demás microorganismos por el ambiente ha provocado que dispositivos de alta tecnología como ozonizadores, ionizadores y/o purificadores de aire se hayan convertido en productos de primera necesidad para hogares, comercios y/o instituciones de uso público.

Desde Top Ozono queremos ayudaros a comprender las diferencias y ventajas de cada uno de estos dispositivos para la desinfección y esterilización de ambientes.

¿Qué es un ionizador y para qué sirve?

Un ionizador es un dispositivo que mejora la calidad ambiental de una determinada estancia mediante el principio de la atracción electrostática. El ionizador de aire genera iones negativos que se unen a los elementos contaminantes de carga positiva del ambiente para hacerlos más pesados y que estos acaben por caer al suelo y desaparecer de la atmósfera.

Una vez el equipo ionizador de limpieza ha logrado mejorar la calidad del aire es recomendable aspirar o fregar el suelo para acabar de eliminar las partículas contaminantes caídas. El resultado final es el de una estancia fresca y sin malos olores, similar a la sensación percibida en ambientes totalmente abiertos y naturales.

¿Qué es un purificador de aire y para qué sirve?

A pesar de que ionizadores y ozonizadores son purificadores de aire, últimamente se ha dado por llamar purificador de aire a un equipo de limpieza que, mediante el uso de ventiladores o turbinas de aire y filtros especiales, capta y retiene las partículas contaminantes del ambiente y devuelve al exterior un aire más limpio y puro. Al retener los elementos contaminantes en su interior los filtros del purificador de aire requieren de una limpieza y sustitución periódica.

Estos filtros especiales, principalmente de HEPA, ofrecen diferentes niveles de captación de los contaminantes presentes en el ambiente, lo que en ninguno de los casos asegura una desinfección y esterilización del 100% del aire. 

¿Qué es un ozonizador?

Un ozonizador es una máquina de ozono que se utiliza para desinfectar y esterilizar espacios contaminados por microorganismos que flotan en el aire coligados a partículas de polvo. Este generador de ozono, atrae partículas gracias a su efecto ionizante y elimina virus, bacterias, priones, hongos, levaduras, esporas y/o protozoos del ambiente sin generar ningún tipo de residuo.

¿Cómo funciona un ozonizador?

El ozonizador transforma el oxigeno (O2) en ozono (O3) para que los tres átomos de oxígeno resultantes se adhieran a los microorganismos contaminantes y los destruyan. A través de este proceso eléctrico se mejora la calidad del aire que respiramos y se neutralizan los olores ambientales.

La función ionizante de los ozonizadores supone una ventaja competitiva de estos aparatos respecto al trabajo de desinfección y esterilización que ofrecen los ionizadores y los purificadores de aire. Hay que tener en cuenta que al ozonizar el ambiente se está ionizando negativamente el propio aire.

El generador de ozono resulta el método más eficaz para eliminar de forma definitiva los contaminantes del ambiente, sin embargo resulta vital tener un conocimiento previo de las características del dispositivo, así como del espacio en el que se va a utilizar, para no ocasionar perjuicio alguno entre las personas que pudiesen estar expuestas al gas ozono.

Diferencias entre un ozonizador, un ionizador y un purificador de aire

La principal diferencia entre un ozonizador, un ionizador y un purificador de aire es que el primero combate la contaminación ambiental mediante la generación de gas ozono, el segundo mediante la generación de iones negativos y el tercero mediante el uso de medios mecánicos como ventiladores y filtros.

La segunda diferencia es la forma en la que las distintas tecnologías eliminan las partículas contaminantes. Mientras que el ozonizador desintegra por completo las partículas presentes en el ambiente por efecto del ozono, el ionizador las traslada a la superficie mediante el principio de la atracción electrostática, y el purificador de aire atrae y atrapa las que tiene la capacidad de absorber a través de un filtro.

Finalmente la tercera diferencia versa alrededor de las necesidades de desinfección que tenga cada usuario. Se recomienda utilizar ozonizadores para tratamientos ambientales con personas y/o tratamientos de choque en grandes, medianas y/o pequeñas estancias; y utilizar ionizadores y/o purificadores de aire para aplicaciones más laxas orientadas al uso doméstico.

Contacta AHORA con el equipo de expertos de Top Ozono para encontrar el ozonizador de aire que mejor se adapte a las necesidades de desinfección y esterilización de tu espacio. 

Abrir chat
1
Hola
¿En que podemos ayudarte?