900 83 49 68 info@topozono.com

Jardinería y campos de golf

El riego de campos de golf y de césped se realiza, en general, con agua potabilizada a través de la aportación de cloro o bien a través de aguas regeneradas en cuyo tratamiento también se ha utilizado el cloro, cuando se sabe que el cloro es uno de los elementos más perjudiciales para el césped.

Independientemente de ello, el césped desarrolla distintos tipos de enfermedades. Las más habituales son la mancha parda, el marchitamiento por curvularia, la mancha foliar por Helminthosporium, la mancha foliar gris, quemazón por pythium, el anillo de hada, la roya (causada por Puccinia spp), nematodos, hilo rojo, fusarium, entre otros… Las causas son diversas, así como lo son las soluciones.

El Dpto. de Fitopatología del Colegio de Agricultura y Ciencias Medioambientales de la Universidad de Georgia realizó un estudio sobre el comportamiento del agua ozonizada en el riego de césped, descubriendo que el agua ozonizada, a una concentración de entre 70 a 80 mg., se ha revelado como la mejor solución para eliminar todo tipo de toxinas fúngicas.

El poder de penetración del agua ozonizada en el subsuelo es otra de las ventajas que permiten corregir la mayor parte de las causas de enfermedades que pueda padecer el césped. Las investigaciones se han realizado en distintos tipos de césped, entre ellos el césped de San Agustin, zoysia, césped bent, césped centeno, festuca alta, ciempiés y bermuda.

La actividad germicida, bactericida y fungicida del Ozono previene del ataque de todo patógeno, evitando las condiciones que favorecen el desarrollo de enfermedades en el césped.

La tecnología del Ozono permite desarrollar equipos que, en estas concentraciones, incluso pueden trabajar sin conexión eléctrica, activándose la producción de Ozono mediante la propia presión de agua.

Uso de agua ozonizada para el riego, la «Viagra de las plantas»

Se consigue Beneficios
· Plantas y raíces con más vigor.
· Aumento de la superficie de las raíces y de las hojas.
· Mayor anclaje de las raíces al terreno.
· Al protegerlo de contagios, se reduce la mortandad de las plantas.
· Mayor resistencia a las plagas.
· Desarrollo mucho más rápido.
· Al variar la biología del suelo, se aprovechan los componentes orgánicos.
· El Ozono, que hace explotar las moléculas de las paredes celulares, logra que los microorganismos no desarrollen tolerancia.
· Mayor floración.
· Colores más vivos y un verde más intenso.
· Menor consumo de agua.
· El Ozono mantiene los goteros limpios y desinfectados, evitando que se obstruyan por contaminación o por depósitos de biofilm (ácidos húmico, fúlvico y tánico)
· Reducción y eliminación de productos fitosanitarios, aumentando la calidad de las plantas.
· El crecimiento de las plantas es mucho más rápido.

La Ozonización

Desde hace décadas, con un potencial de oxidación de 2,42 V, se reconoce al Ozono (O3) como el desinfectante más potente después del flúor (un gas muy venenoso para el ser humano, con un valor oxidante de 3,06 V), y del radical libre Hidroxilo HO0, con un valor oxidante de 2,8 V, pero a diferencia de éstos, el Ozono, en cantidades controladas, resulta beneficioso para el ser humano, plantas y animales, y no genera residuos contaminantes, sino que su residuo es la simple molécula de oxígeno (O2). A pesar de ello, no ha sido hasta hace poco que los Generadores de Ozono se han tecnificado para ofrecer verdaderos resultados de impacto.

La acción Desodorante y Desinfectante del Ozono (Bactericida, Viricida, Fungicida, Esporicida y Protozoicida) es aplicada para purificar y esterilizar el aire contaminado, entre otros motivos, por efectos de la concentración de seres vivos en espacios cerrados. Su aplicación puede realizarse tanto en aire, como en aceite y agua.

Cómo se genera el Ozono

El Ozono (O3) es el oxígeno oxidado, la molécula triatómica del oxígeno, es decir, una variedad inestable del oxígeno. Se genera por la activación de la molécula diatómica (O2) del oxígeno. Esta activación puede ser provocada por la energía irradiada de los rayos ultravioleta en longitud de onda inferior a 220 nanómetros o bien por la acción de una descarga eléctrica, de elevado potencial alterno, a través de una masa de gas que contenga oxígeno. Cuando esto ocurre, el O2 se descompone en dos átomos independientes de Oxigeno (O1) que pasan a juntarse rápidamente con una molécula de O2, formando una molécula de oxígeno más poderosa, el O3. De ahí deriva su nombre científico de trioxígeno. Por tanto, 3x(O2) => 2x(O3).

Los rayos ultravioletas sobre el oxígeno atmosférico forman la llamada ozonósfera o capa de Ozono, cuya misión es, precisamente, la de filtrar la radiación ultravioleta procedente del sol.

El ozono (O3), es muy inestable, recupendo su estado original (O2) al cesar el motivo que lo generó o bien al interactuar con partículas orgánicas, virus, bacterias, protozoos, etc.

En menos de un segundo, el átomo extra de oxígeno desprendido de la molécula de Ozono se enlazará con el otro material.

Como producto residual permanecerá solamente la molécula de oxígeno pura y estable. Su gran inestabilidad y poca duración no le permite ser almacenarlo, debiendo generarse in situ para ser usado de inmediato.

Hay que tener en cuenta que el Ozono, inyectado en el agua, genera componentes tanto más oxidantes que el propio Ozono, como son el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) o el hidroxilo, algo que aumentará su efectividad.

Efecto Germicida o Microbicida

Por microbio se entiende toda forma de vida que no puede ser vista por el ojo humano, sino por el uso del microscopio. Estos seres vivos permanecen sobre todo tipo de superficies, o bien flotan en el aire asociados a partículas de polvo o a minúsculas gotas de agua en suspensión, siendo los causantes de todo tipo de enfermedades contagiosas, especialmente en sitios cerrados. A estos microorganismos, debido a su capacidad para provocar enfermedades contagiosas, se les llama patógenos.

El Ozono es el único antiséptico completo (virus, bacterias, priones, hongos, levaduras, esporas, protozoos…), que destruye fácilmente los gérmenes patógenos como el E.coli y la Salmonela del ambiente, impidiendo la aparición de mohos y otros hongos.

Los microorganismos no pueden desarrollar inmunidad al ozono, ya que éste oxida su pared celular, rompiéndola y atacando directamente los constituyentes de los ácidos nucleicos (ADN y ARN).

Efecto Bactericida

Una de las ventajas más importantes del ozono con respecto a otros bactericidas es que su efecto se pone de manifiesto a bajas concentraciones (0,01 p.p.m. o menos). Incluso con periodos de exposición muy cortos, un efecto bacteriostático ya resulta perfectamente observable.

La diferencia entre un efecto bactericida y un efecto bacteriostático reside en que un agente bactericida es capaz de matar a las bacterias y sin embargo, un agente bacteriostático no llega a matarlas pero si les impide reproducirse, frenando rápidamente el crecimiento de sus poblaciones.

Aunque teóricamente sean efectos muy distintos, en la práctica una población de bacterias sin capacidad de reproducción es una población condenada a su desaparición. De hecho, agentes antimicrobianos tan importantes como algunos antibióticos basan su poder en una acción bacteriostática.

Efecto Viricida

Los virus, hoy considerados frontera entre los seres vivos y la materia inerte, no son capaces de vivir ni de reproducirse si no es parasitando células a las que finalmente destruyen. A diferencia de las bacterias, los virus siempre son nocivos y provocan enfermedades tan comunes como son la gripe, el catarro, el sarampión, la viruela, la varicela, la rubéola, poliomelitis, hepatitis, etc.

El ozono actúa sobre los virus oxidando las proteínas de su envoltura y modificando así su estructura tridimensional. Al ocurrir esto, el virus no puede unirse a ninguna célula hospedadora, resultando inhibido. Sin reconocer su punto de anclaje y al encontrarse desprotegido, no puede reproducirse y muere.

Efecto fungicida

Existen ciertos tipos de hongos que tienen la capacidad de provocar enfermedades. Otros muchos son capaces de ocasionar alteraciones en nuestros alimentos, haciéndolos inaceptables para su consumo, como es el caso del moho.

Con la ozonización eliminaremos estas formas patógenas cuyas esporas están en todo tipo de ambientes, evitando así posibles daños celulares.

Efecto Esporicida

Existen algunos hongos y bacterias que cuando las condiciones son adversas para su desarrollo, fabrican una gruesa envoltura alrededor de ellas y paralizan su actividad metabólica, permaneciendo en estado de latencia. Cuando las condiciones para su supervivencia vuelven a ser favorables, su metabolismo recupera la actividad.
Estas formas de resistencia se conocen como esporas y son típicas de bacterias tan patógenas como las que provocan el tétanos, la gangrena, el botulismo ó el ántrax.

Este tipo de mecanismo de resistencia hace muy difícil luchar contra ellas y tratamientos útiles en otros casos como las altas temperaturas y multitud de antimicrobianos, se vuelven ineficaces en estos casos. Con la ozonización son eliminados radicalmente.

Efecto Protozoicida

Algunos de los microorganismos, como la Giardia lamblia o el más infame Cryptosporidium, causante de la mayoría de las diarreas contraidas el día en que se visita una piscina, habitan prácticamente en todas las aguas que no dispongan de tratamiento por Ozono. Incluso ha llegado a infectar a miles de usuarios de agua de red pública de grandes núcleos urbanos. Podemos considerar al Ozono como el único desinfectante válido para su eliminación.

Efecto Priocida

Un prión es una partícula infecciosa formada por una proteína denominada priónica, que produce enfermedades neurológicas degenerativas transmisibles tales como la tembladera, la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob y la encefalopatía espongiforme bovina.
La ozonización eliminará esta forma de contagio en todo tipo de ambientes, evitando así posibles daños celulares.

Otras propiedades del O3

Potente Oxidante
Sin Residuos
Rápido y Eficaz

Descompone VoC’s
Elimina Olores
Destruye Toxinas
Oxigena aire y agua
Ioniza el aire
Renueva y purifica aire y agua

Desinfectante
Desodorante
Depurador
Ecológico

La contaminación de los suelos

Para la agricultura, podemos considerar que el suelo actúa como un reservorio de los nutrientes minerales requeridos por las plantas.

Las plantas absorben los minerales esenciales por medio de iones inorgánicos disueltos en el agua. Cuando estos nutrientes minerales almacenados en la tierra se disuelven en agua, las raíces de la planta, a través de sus pelos radiculares, son capaces de absorberlos para transportar dichos minerales a través de la corteza radicular hasta llegar a la endodermis, desde donde se repartirán al resto de la planta.

Son 13 los elementos considerados como minerales principales por sus efectos en las plantas y estos son: Nitrógeno, Potasio, Fósforo, Calcio, Magnesio, Azufre, Hierro, Manganeso, Zinc, Boro, Cobre, Silicio y Molibdeno, y forman parte de la solución nutritiva utilizada en los cultivos hidropónicos. Mantener el equilibrio entre nutrientes resultará esencial para lograr el mejor rendimiento en la explotación agrícola.

Los suelos pueden estar contaminados y ser de baja productividad por varias razones:

– Microorganismos que producen enfermedades a las plantas. Los organismos anaerobios (los que viven sin oxígeno) son los responsables de pudrir y contaminar los cultivos. El cultivo repetido llega a cargar de estos patógenos los suelos, agotándolos cultivo tras cultivo. El exceso de riego, el uso de aguas regeneradas y las inundaciones hacen proliferar todo tipo de hongos y microorganismos anaerobios que reducen la capacidad del suelo para las aplicaciones agrícolas. A menor tasa de oxígeno en el suelo, mayor número de microorganismos causantes de podredumbre en los cultivos.

– Por usar aguas subterráneas que degradaron la calidad de esos suelos. Los iones se acumulan ocasionando la alcalinidad o elevación del elemento sodio, boro, etc. Las contaminaciones fecales como el E.coli también pueden ocasionar serios problemas, especialmente en productos de consumo en crudo, como las lechugas.

El riego con Ozono en la Agricultura

Las plantas están compuestas por un 80% de agua, constituyendo por tanto su componente principal. Siendo el principal aporte de nutrientes para la planta, el agua utilizada para el riego no debe ser subestimada, ya que la producción final dependerá de la calidad de esa agua.

La ozonización en el riego hace años que, tanto en cultivos intensivos, o de invernadero, como en extensivo, o campo abierto, viene beneficiando a toda clase de plantaciones de hortalizas, árboles frutales, olivares, viñedos, etc. El agua ozonizada se utiliza en todo tipo de cultivos, tanto convencionales como ecológicos, aplicándose a regadíos por aspersión, goteo o riego superficial. Utilizando Ozono se puede cultivar de forma totalmente ecológica, sin perjudicar la rentabilidad de la explotación, sino todo lo contrario, haciéndola aumentar.

 

¿Cómo se logra?

El agua tratada con Ozono llega hasta las raíces a través del riego.

  • Equilibra colonias, eliminando microorganismos. Elimina hongos, virus, bacterias y otros microorganismos que dificultan la absorción de los nutrientes y que tienden a limitar su crecimiento.
  • Controla insectos. Su efecto bacteriostático impide que los insectos se reproduzcan y proliferen en plaga, siendo sensibles al Ozono los quistes, los huevos y las larvas.
  • Oxigena la planta. Con el sobre riego, el sustrato irá perdiendo oxígeno. Utilizando agua ozonizada, las raíces absorberán un agua con mayores índices de Oxígeno, algo que vigorizará toda su estructura, ayudará a enraizar y a desarrollarse más rápido.

En la agricultura convencional, los compuestos orgánicos del suelo se convierten en nutrientes minerales mediante procesos físico-químicos y, de forma más lenta, mediante procesos biológicos a través del humus. El Ozono acelera la mineralización sin necesidad de valerse de otros agentes, convirtiendo la materia orgánica en un suelo rico en nutrientes para las plantas. El Ozono incrementa y conserva la fertilidad de la tierra a medio y largo plazo.

La alta calidad del agua obtenida con la ozonización facilitará el diluir mejor los nutrientes solubles que luego absorban las raíces, permitiendo así reducir el consumo del agua, economizando en su uso.

Es importante destacar que a mayor uso de estiércol, purines o lisier como fertilizantes, mayor es el riesgo de contaminación biológica por organismos como la Escherichia coli O157:H7. Al eliminar eficazmente el E.coli y el resto de patógenos contenidos en el agua, la ozonización limita ese riesgo. También puede ozonizarse el purín, mucho más efectivo que airearlo, con el fin de desinfectarlo.

Las enfermedades causadas por hongos, como por ejemplo Rhizoctonia, Fusarium, Pythium, enfermedad de la Yesca de la vid, etc., son erradicadas con la ozonización. Es conocido el poder que tienen las Trichodermas en la degradación de varios grupos de pesticidas de alta resistencia, entre los que también se encuentran los organoclorados. Aunque ambas se mantendrán, con la ozonización dejamos de depender enteramente de las Micorrizas y de las Trichodermas, un grupo de hongos que se encuentran en suelos equilibrados y que ejercen un importante papel colaborativo y de defensa de las plantas, especialmente contra los nematodos.

La manipulación de productos químicos peligrosos por parte de los agricultores, ocasiona una exposición crónica o a altas concentraciones de ciertos pesticidas, pudiendo ocasionar daños del sistema nervioso, riñones, hígado y cerebro, algo que no ocurre trabajando con la ozonización.

El riego con Ozono repara suelos degradados y contaminados de patógenos, rescatándolos y preparándolos para nuevos ciclos de cultivo. El Ozono pone fin a los problemas de plagas recurrentes y ya descontroladas.

1000 HECTÁREAS DE CULTIVO DAÑADAS POR EL TEMPORAL

Agricultores usan el ozono para salvar sus cultivos después de las inundaciones

Aquellas plantas que aguantaron tienen que enfrentarse a una peligrosa proliferación de hongos y bacterias que provoca su muerte.

Los agricultores han cifrado en torno a un millar el número de hectáreas que se han visto dañadas por las últimas inundaciones en el Poniente almeriense. Además de los daños directos, los cultivos todavía tienen que sufrir los daños colaterales, como la proliferación de hongos y bacterias que la tromba de agua y tierra húmeda favorece. Por eso, muchos agricultores utilizan el ozono para evitar perder todos los cultivos y que el desastre sea aún mayor.

El Ozono en agricultura se utiliza en forma de agua ozonizada para riego, que convierte en desinfectante el agua. Gracias a ello, en general, se favorece la oxigenación de las raíces, la mejor calidad del producto y previene las enfermedades de la planta. Por eso, es muy útil en situaciones como ésta. Gracias al ozono se puede reducir al mínimo posible el gran desastre para los agricultores almerienses.

Nueva tribuna

Septiembre 2015

El Ozono en la preparación del suelo

Se sabe que una buena preparación del terreno contribuye a incrementar la producción agrícola hasta en un 30%, alcanzándose y superándose esos rendimientos más fácilmente cuando se utiliza agua ozonizada. Entre los beneficios obtenidos por el Ozono en la preparación del suelo puede destacarse:

  • Mejora el flujo del agua y el aire, evitando que se formen en el suelo capas duras que limiten la penetración y el crecimiento de las raíces, y mejorando la resistencia a la erosión.
  • Al incorporar como abono la materia orgánica disuelta, aumenta la disponibilidad de nutrientes, mejorando la fertilidad.
  • Todo ello ayudará a optimizar los regímenes de temperatura y humedad del suelo.
  • Previene la formación del sellado superficial del suelo.

Debemos pensar que la cepa es un organismo aeróbico que necesita oxígeno para respirar.

En viticultura, «La calidad de un buen vino siempre empieza en el cultivo…»

El efecto de las tormentas

Con la ozonización del agua, se reproducen los efectos benéficos del agua de lluvia, amplificándolos. Al igual que ocurre con las tormentas, además de Ozono, se genera mucho Peróxido de Hidrógeno (agua oxigenada) e Hidroxilo, todos ellos, potentes desinfectantes naturales.

La ozonización de las aguas regeneradas

Se entiende por aguas regeneradas, aquellas aguas residuales depuradas que han sido sometidas a un proceso de tratamiento adicional o complementario que permite adecuar su calidad al uso al que se destina.

Para el riego en uso agrícola, en España y según el Real Decreto 1620/2007, se permite que dichas aguas contengan 1 huevo de nematodo intestinal por cada 10 litros, así como E. coli a razón de 100 ufc (Unidades Formadoras de Colonias) por cada 100 ml para riego de cultivos en los que hay contacto directo del agua con las partes comestibles para alimentación humana en fresco; 1000 ufc para riego de cultivos de consumo humano no fresco, pastos y acuicultura; y 10.000 ufc para riego localizado de cultivos leñosos sin contacto agua-frutos, cultivos ornamentales, viveros y productos no alimentarios. Esto nos indica una permisibilidad en la legislación, que puede llevar a algún caso de contagio ya que, aunque se aplican limitaciones estrictas para alejar esa agua de los frutos y del cuerpo de plantas y árboles, siempre pueden darse errores o accidentes.

Si el contagio es aislado, la opinión pública no llegará a conocerlo, pero si se producen muchos contagios al mismo tiempo, esto causará alarma, apareciendo en prensa.

Tanto el E.coli como la salmonela, son las bacterias más frecuentes en las infecciones alimentarias. La E.coli se adhiere de forma especial a las hojas de las espinacas, lechugas o rúcula, resistiendo hasta cuatro lavados.

Debe evitarse el almacenamiento de las aguas regeneradas, ya que son aguas vivas y, por tanto, susceptible el darse una rápida proliferación de patógenos en ellas. Si fuera imprescindible el almacenaje de estas aguas, la legislación establece que el usuario es responsable de mantener su calidad mediante tratamientos de desinfección.

La ozonización de las aguas regeneradas destruye totalmente cualquier indicio de ufc.

Otros beneficios de la ozonización

El riego utilizando agua ozonizada además permite:

  • Esterilizar medios de cultivo al final de la cosecha o como tratamiento preventivo.
  • Sanear las aguas estancadas y eliminar los olores indeseables.
  • Es eficaz en un rango de temperatura y de Ph amplios.
  • Facilita la germinación de semillas con bajo potencial germinativo o semillas viejas o recalcitrantes.
  • No altera las propiedades organolépticas de las cosechas.
  • Es un producto 100% biodegradable y su descomposición no genera residuos.
  • La oxigenación del suelo lleva a que éste aumente la capacidad de retención de humedad, almacenando más agua para las plantas, y contribuyendo así al ahorro hídrico.
  • Es eficaz en un rango de temperatura y de Ph amplios.

PROYECTO OZOSOL

(Centro Tecnológico Agrario y Agroalimentario Itagra.CT)

Aplicaciones del ozono en desinfección de suelos agrícolas destinados al cultivo de planta de fresa.

En Junio de 2011, este centro tecnológico publicó un estudio sobre el riego con agua ozonizada.

A pesar de que el sistema de dilución de gas Ozono utilizado fue muy deficitario, el estudio obtuvo resultados muy notables, resumiéndose en niveles de desinfección muy elevados (incluso en tratamientos con tiempos cortos de 2 minutos), mejora en el aprovechamiento del fósforo y una ligera disminución del pH (que se prolonga durante un mes), motivado todo ello de forma indirecta por la degradación de la materia orgánica y aprovechamiento por parte del humus. Además, se declara un efecto estimulante en la germinación.

Los indicios de la ozonización

A partir de un mes de iniciado el tratamiento empezará a evidenciarse una mayor vitalidad y fuerza, así como la mejora en aspecto de hojas, tallos y raíces. Debe tenerse en cuenta que los resultados finales dependerán de diversos factores, entre los que destaca el tipo y estado del suelo, el calor reinante en la zona, la exposición solar, la calidad del agua de aporte utilizada, los aditivos que decidan aplicarse al agua y al suelo, etc.

Cuando se realiza un riego con Ozono, no debe agregarse ningún tipo de fertilizante en ese riego. En caso de desear añadir fertilizantes, deberá alternarse el riego con ozonización, con el riego habitual fertilizado. De este modo ya se reduce en un 50% el abono.

Los mejores resultados no se obtendrán la primera vez que se utilice el agua ozonizada, ya que el Ozono tendrá que trabajar oxidando un sustrato colapsado de materia orgánica antigua. A medida que se utilice esta tecnología de riego, la calidad del suelo aumentará hasta alcanzar, en breve (incluso a partir de un mes), el equilibrio deseado.

Todos los controles de SANIDAD exigidos por la COMUNIDAD EUROPEA son superados fácilmente cuando se utiliza el riego ozonizado.

Al adelantar la cosecha de 8 a 15 días, se ahorra en salarios y en agua; mejora el sabor de los frutos; mejora la producción por planta (más volumen por su mayor floración); y se dan menos enfermedades (menos muertes de plantas, frutos simétricos, compactos, fuertes y más grandes); se evita usar todo tipo de productos químicos, utilizando sólo los ecológicos.

Si la recogida es de mayor cantidad de kilos de producto con el mismo esfuerzo, el rendimiento de la producción lógicamente aumenta de forma notable.

El Ozono en relación al Peróxido de Hidrógeno

El Ozono en el agua produce, en pocas cantidades, Hidroxilo y Peróxido de Hidrógeno (Agua oxigenada), dos compuestos más oxidantes que el propio Ozono, algo que colabora con las tareas que se le requieren al Ozono.

Con la utilización de Peróxido de Hidrógeno (H2O2) puro podría realizarse una acción muy similar a la del Ozono, pero ello presenta una serie de desventajas:

  • El H2O2 debe ser formulado a diario, ajustando la cantidad y eliminando luego los sobrantes, debiendo ser utilizado al día siguiente. En cambio, el Ozono se produce de manera automática y únicamente lo que se necesita.
  • La concentración del H2O2 varía con el tiempo, por lo que puede hacer más o menos efecto, corriendo el riesgo de pasarse o de quedarse corto. La concentración de Ozono, en este caso se mantendrá constante en el tiempo.
  • El H2O2 debe ser utilizado por personal entrenado pues, al ser tóxico, se corre el peligro de lastimarse, siendo altamente corrosivo. Los vapores pueden dañar los ojos. Su ingestión es altamente tóxica, pudiendo lesionar gravemente el tracto intestinal. Sin embargo el Ozono puede ser utilizado por personas sin cualificación y sin ningún tipo de riesgo para su salud debido a su dosificación ajustada. Se produce in situ, y su dosificación automática le confiere un mínimo riesgo.
  • El Peróxido de Hidrógeno requiere ser almacenado, necesitando de un espacio físico dedicado, personal que lo manipule, pudiendo su manipulado acarrear accidentes.
  • El Ozono en el agua permite el contacto con la piel y los ojos sin ningún daño, e incluso puede beberse sin ningún riesgo.
  • Los alimentos deben ser protegidos del contacto con el Peróxido de Hidrógeno, debiéndose enjuagar a fondo las superficies, para así evitar las contaminaciones cruzadas. En cambio, el Ozono puede ser utilizado en cualquier momento para desinfectar el puesto de trabajo, y es imposible que contamine el producto. No necesita aclarado y uno puede ponerse a trabajar inmediatamente en el lugar de aplicación.

Proyectos personalizados

Para campo abierto y grandes invernaderos, podemos realizar una valoración gratuita para cada necesidad. Para ello necesitaremos los siguientes datos:

  • Tipo riego (goteo, aspersión…)
  • Tipo de agua (red, pozo…)
  • Caudal punta por hora.
  • Distancia de las mangueras de riego.
  • Distancia desde el generador de O3 hasta el 1er punto de uso.
  • Sistema de presión (gravedad o bomba de impulsión).

Recomendamos

  • Sistema de pre-tratamiento de agua con Ozono. Elimina la contaminación orgánica contenida en el agua de aporte al riego. El complemento ideal para obtener el máximo rendimiento de los ECO Vitalizadores para Agua de Riego y los ECO Plaguicidadores.
  • Descalcificación electrolítica. Un agua dura puede ser inestable si pH supera el 7,8 o la alcalinidad supera los 120 ppm, generando sarro. Este tipo de descalcificadores eliminan los problemas de incrustación por la cal, ahorrándose cualquier tipo de consumibles.
  • Estabilización del pH mediante CO2. No altera la mineralización del agua y evita accidentes en la manipulación de los ácidos.
  • Inhibidor de algas por ultrasonidos. Permite tratar múltiples depósitos o superficies de agua con curvas (embalses, fuentes ornamentales, piscinas, pantanos, EDAR’s, lagos…)
Abrir chat
1
Hola
¿En que podemos ayudarte?